¿Visionarios o estúpidos?

Parece mentira.

¿Para qué quiero comprarme un terrenito en la Luna o Marte?

Aunque suene ridículo, hay gente que vende terrenos por ahí arriba, porque hay gente – por aquí abajo – que los quiere comprar.

Cuando uno se entera de que más de dos millones y medio de personas han comprado una parcela en la Luna o Marte, piensa automáticamente que se les ha aflojado un tornillo.

Imagínense ustedes quién podría vender terrenos en un lugar del que aún ha tomado posesión. Hasta donde yo sé, nadie ha reclamado para sí satélite ni planeta alguno… aunque como van las cosas, da la impresión de que hay un par de países que quieren quedarse con todo lo que puedan.




Si bien hay un tratado que data del ´67 que prohíbe que nadie se adueñe de lunas o planetas, y si además nos ponemos a pensar que sería ridículo tratar – para una empresa – de volar al espacio, construir bases y vigilar algo tan enorme como la Luna, la sola idea de comprar un pedacito, se vuelve ridícula.

Por más que le busquen vericuetos a la legislación, las leyes de los diferentes países difieren. Ningún país – unilateralmente – puede hacer tratados globales de alcance interestelar.

¿Pero y si se descubriese que en alguno de estos sitios hay algún elemento vital y medianamente fácil de transportar a la Tierra?

¿A alguno de ustedes se le ocurre armar un pequeño listado de países que estarían interesados en su explotación y que no se detendrían ante nada para lograrlo?

Dejemos de darnos manija. Mejor sigamos pensando que todo ésto es una tontería.

Si quieren leer la nota:

5 millones de personas ya han comprado su parcela en Marte o en la Luna, suple ILHN 3296
Fecha: Jueves, 12 de Febrero de 2004 08:53 p.m.

5 millones de personas ya han comprado su parcela en Marte o en la Luna

Mundo Digital

2.,5 millones de personas ya han comprado su parcela en Marte o en la Luna Aunque parezca mentira, es un negocio en pleno auge en EEUU. A través de Internet, una empresa cobra casi 20 dólares por una parcela con derecho a edificación en otro mundo. ¡Más de 2,5 millones de personas ya compraron una! Para muchos, es otra avanzada en la conquista espacial

¿Un lugar para vivir? El negocio es ilegal. Un tratado de 1967 prohíbe la propiedad privada más allá de la Tierra

Como consecuencia de que los tratados internacionales sobre el espacio dejan agujeros legales, en los últimos tiempos aparecieron auténticos estafadores, conocidos como _abogados espaciales_, que hacen negocios a través de Internet vendiendo terrenos en otros mundos, como en la Luna y en Marte.




El asunto puede parecer ridículo, pero se trata de un negocio en auge, sobre todo después del discurso del presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, sobre el cambio de rumbo en el espacio: más de 2,5 millones de personas de 180 países ya compraron parcelas de tierra en la Luna y en Marte por valor de un millón de dólares, según un informe del sitio web especializado Space.com.

Un llamativo fraude

Aunque se trata de un fraude, mientras los expertos en leyes discuten, el negocio sigue floreciendo. Una de estas empresas, incluso, afirma que todos los planetas y la Luna son de su propiedad, salvo la Tierra, y que a finales de 2004 se plantará bandera en la Luna de _El gobierno galáctico_, denominación que eligieron para designar su _territorio_.

Los _clientes_ de este fraude suelen ser personas a quienes se las convence de que por 19,99 dólares (gastos de envío aparte) obtienen una parcela con derecho a edificación en otro mundo.

Los expertos en temas legales afirman que las ventas no tienen ninguna base jurídica, pero también vaticinan pleitos cósmicos especialmente ahora que Bush afirmó que _los seres humanos están abocados conquistar el cosmos_. Este negocio está centrado y dirigido desde internet especialmente por la empresa Lunar Embassy (www.lunarembassy.com). Según su fundador, le pertenecen _todos los planetas del sistema solar_, aunque a juicio de los expertos esta afirmación es absurda, pues _un tratado internacional de 1967 prohíbe la propiedad privada más allá de la Tierra_, destaca el informe.

Como en el caso de las compras de parcelas en la Tierra, las empresas que venden terrenos en Marte y en la Luna le dan al comprador un título de propiedad y un mapa. Según Lunar Embassy, se venden unos 1.500 terrenos diarios en el satélite natural de la Tierra y en el planeta rojo.

Una idea de otro planeta

Dennis Hope, el fundador de Lunar Embassy, afirma que _se trata de algo legal_, y asegura que gastó 70 mil dólares en abogados y procedimientos legales para defender su compañía e intimidar a la competencia, a la que califica de _copiona_.

Pero el empresario eludió contestar sobre qué nave viajará antes de fin de año a la Luna, pues la próxima misión lunar está planteada recién para dentro de 10 años.

_No engañamos a nadie – afirmó Hope -, ya que las propiedades se venden de una forma tan legítima como cualquier otra en este planeta_.

El argumento al que se aferra el gestor de esta alocada idea es que en el tratado de 1967 se prohibía que los gobiernos pudieran apropiarse de regiones fuera de la Tierra, pero afirma que _el tratado no hace ninguna mención a compañías o personas_.
_______________________________________________
Interlink mailing list
http://enlaceweb.net/mailman/listinfo.cgi/interlink

Un pensamiento en “¿Visionarios o estúpidos?

  1. parece un sueño muy lejano /una estupidez o cosa de locos/pero es algo que se va ha convertir en una realidad muy cercana//

    nada cuesta ilusionar/ pero esas ilusiones se convertiran en una verdad /un imposible/pero no dificil//

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *