Maltratando al idioma

Infinidad de veces hemos usado frases “de moda”, pero sin dedicarles mucho tiempo para su análisis.




Hay giros idiomáticos que surgen de ámbitos populares- o que quieren serlo – y como podemos entender qué quieren decir, los incorporamos a nuestro lenguaje.

No me estoy refiriendo a frases que puedan ser absolutamente descriptivas, como las que en más de una ocasión hemos escuchado por ejemplo en labios de Diego Armando Maradona: “Se le escapó la tortuga” o “Es un cuatro de copas”…

Frases como “amigo personal”, por ejemplo. ¿Porque, un amigo, puede ser impersonal?




Hay infinidad de ejemplos, pero algunas personas se dedican a corregir éstos errores, tal como surge en la nota de Clarín.

La labor de Marta Tritto, es un claro ejemplo de lo importante que es hablar correctamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *