¿Quiénes son los desocupados?

Según la noticia aparecida en La Nación en el día de hoy, Donald Rumsfeld alertó – a mí me sonó como amenazó – con más atentados en diferentes países en todo el mundo.

Estados Unidos desde que descubrió que una buena guerra es lo mejor para levantar una economía deprimida, anduvo de guerra en guerra: mundiales, regionales, tomando partido por una de dos facciones que disputan un país – como en Vietnam -, invadiendo países que significaban un peligro potencial porque quisieran apoderarse de su territorio – como en Granada -, desestabilizando gobiernos y colocando personajes en el poder que siguieran sus sabios consejos – como en América Latina -,…

Como se puede ver claramente, en los últimos años, Estados Unidos ha recorrido todo el planeta combatiendo en guerras, combatiendo para evitarlas y/o combatiendo para provocarlas.

Han vendido armas a quienes luego se convirtieron en sus enemigos – aunque según lo que dicen ellos, son enemigos de la libertad -.

Han asesorado a gobernantes que luego fueron malos y hubo que combatir.

Han apoyado revoluciones que luego se descubrieron que eran el mal personificado.




Se han apoderado – y no siempre es necesaria una guerra para hacerlo – de todo lo que pudiera ser clave para la industria y la economía mundial, pero por sobre todas las cosas, la suya propia.

Han limitado la capacidad de producir armas y/o venderlas a otros países – aduciendo que desestabilizaban la región -, tal como hicieron cuando “obligaron” a la Argentina a cerrar sus fábricas de tanques y de misiles. Éstos últimos, no sólo servían para llevar armas, sino que hubiera desarrollado la capacidad de producir cohetes que llevaran satélites propios sin necesidad de pagarle a Estados Unidos u otras naciones europeas para que lo hagan. Como una acotación: aparentemente los misiles que ahora no podemos fabricar eran mejores y más baratos que los de ellos.

Por las dudas, se han dedicado a establecer bases por todo el mundo, para defender al mundo.

Han ocupado países y mares por donde les pareció conveniente.

Ahora con la “excusa” del terrorismo, quieren ocupar más lugares.

¿Cuál será la proporción entre países ocupados y desocupados?

¿Habrá alguno desocupado?

Estar desocupado a veces no es tan malo.

Para ir cerrando el tema, es increíble cómo puede ser que quienes se dedican a la guerra y a sembrar el terror y la injusticia en todo el mundo, y me estoy refiriendo a Estados Unidos, Rusia e Israel, puedan seguir haciéndolo sin que reciban más que tibios esbozos de crítica por parte de la prensa y otros gobiernos.




¿Será por miedo?, ¿por conveniencia?, ¿por las dudas?…

Me duele ver que los más fuertes siguen “patoteando” a los demás y nadie levanta la voz en contra.

Vaya mi solidaridad para los que son o serán víctimas de estos “guapos” y para los que luchan por la toma de conciencia como las Organizaciones por la Paz, y los Quijotes como Eduardo Galeano, Noam Chomsky y Michael Moore entre otros.

Un pensamiento en “¿Quiénes son los desocupados?

  1. Que tal Gustavo ..encontre tu web buscando informacion sobre un personaje de Avellaneda de principios del siglo pasado ..llamado Julio Vedea.. conocido como el “as de los guapos” o el ” gallego Julio” te cuento q estoy viviendo en España y conoci una persona que esta interesada en esa historia , ya q piensa q es familiar de el ..
    Si podrias proporcionarme algun tipo de informacion sobre el ..seria bien recibida..desde ya muchisimas gracias
    nicolas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *