Ésto ya lo he visto antes

Si bien era chico, las imágenes que vi en la TV aún las recuerdo: Alternadamente se veían – en blanco y negro – ratas corriendo por los rincones; rostros serios con barbas y patillas largas; más ratas; rostros de idiotas sin ninguna luz en la mirada, con dientes separados y desparejos, orejas como pantallas; más rostros barbados y patilludos con sombrero tal como lo usan hoy en día los judíos. Más ratas.

Ésa era la Alemania de Hitler.

La idea: asociar a los judíos con los idiotas por culpa de la endogamia y con ratas, animales que inspiran no sólo terror, sino asco.




¿Quién se iba a preocupar por el destino de los cientos de miles de judíos reasignados?

¿Qué sentido tenía preocuparse por la abundante presencia policial y militar en las calles y las estaciones por donde podían fugarse o ingresar elementos peligrosos para una nación tan pujante y autocalificada como superior?

En el Clarín del 08/10/04Clarín del 08/10/04 hay una nota de Marcelo Cantelmi, editor jefe del diario, contando sus desventuras en el aeropuerto de Los Angeles.

De mi estadía de 3 días en New York, lo que recuerdo vivamente del aeropuerto es la sensación de no ser bienvenido. La única persona que se mostró amable fue el policía negro de unos 2 metros de alto que se encontraba cuidando los mostradores donde se presentaba la tarjeta que llenamos en el avión antes de aterrizar.

Después del atentado a las torres gemelas, el gobierno tuvo en sus manos la oportunidad de militarizar aún más al país…

Y tal como lo hizo Hitler en su momento, Bush le dijo a sus compatriotas que por ser ellos los adalides de la libertad, eran el blanco del terrorismo y que por éso debían ser más duros ahora y luchar dentro y fuera de sus fronteras contra el nuevo enemigo, porque el comunismo – el gran monstruo por muchos años – había desaparecido.




Las imágenes de la guerra podrían actuar en contra, por lo que se llegó a un “acuerdo” con las principales cadenas de noticias para cuidar – eufemismo que se puede usar para reemplazar censurar – lo que se pudiera mostrar.

Para el caso de quedarse sin imágenes que ayudaran a mantener un estado de terror en la gente, podían usarse los aeropuertos, ya que el avión es un medio de transporte muy usado.

Recuerdo que luego del golpe militar del ´76, la Argentina vivió el clima del terror generado por la presencia de jóvenes, barbudos, pelilargos, activistas de organismos pro libertad, que eran los “enemigos” para ese gobierno de facto…

Casi sin darnos cuenta, vivíamos sospechando. Y claro, cuando veíamos que a alguien lo golpeaban y/o arrestaban, suponíamos que era porque “algo habrá hecho”.

El gobierno de Bush quiere dar la imagen de un país pujante, moderno, libre y democrático.

Quieren mostrar además que son el blanco de “los malos”.

La imagen final, ¿será también como la de Alemania al final de la guerra?

Recuerden que ustedes por ser los vencedores, obligaban a los alemanes a ver los documentales que los nazis grabaron de sus atrocidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *