Al menos, un juicio simbólico

Tal como pide el escritor italiano Antonio Tabucchi en la columna de opinión del diario Clarín del día de hoy.

“El derecho penal internacional no habilita que políticos como Bush puedan ser juzgados por sus actos. Sin embargo, una condena moral serviría para no agotar la esperanza de que algunos valores siguen siendo defendidos.”




“Los Estados Unidos, por principio, no adhieren nunca a ninguna clase de tratado internacional. En general, violan los existentes.”

Luego de haber leído la nota del diario, estoy en un todo de acuerdo con él, y ésto me trae a la memoria un título de un libro que pasó por mis manos durante mi adolescencia: La fuerza es el derecho de las bestias, de Juan Domingo Perón; un título que me quedó grabado a fuego, ya que he vivido más años en dictadura que en democracia.

Quien tiene la fuerza, no necesita ningún otro aditamento para ejercer “su” autoridad – ya que nadie se la ha delegado – y el control de todo lo que su “soberana” voluntad quiera.




Pero por lo menos quedarnos con la satisfacción de haberles hecho pasar un mal rato, cortándoles la digestión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *