Por qué llegamos a ésto

El primer día de agosto publiqué un post donde hablaba de los paros que se realizaban en el país.

Quiero aclarar que sé bien de qué estoy hablando… yo también estoy “de paro”.

¿Cuántos saben que en el Ministerio de Economía y en el Ministerio de Justicia hay paros porque se reclama que se blanqueen los sueldos en negro? (entre otras cosas).

El Ministerio de Economía te persigue para que cumplas con tus obligaciones contributivas, y si no las cumplís, está la Justicia ¿?

Suelo ser memorioso.

Suelo guardar datos “por si acaso” o “para usarlos más adelante”, lo que en muchos casos, sirven para aclarar cosas.

Tenía “por ahí” la “Transcripción de la entrevista radial realizada a Greg Palast, periodista de la BBC y el London Observer, por Alex Jones (Show de Radio de Alex Jones, Tarde del Lunes 4 de marzo de 2002)

Por supuesto, por si a alguien le queda alguna duda de la autenticidad de la información, no voy a volcarla de “mi puño y letra”, sino que les doy los links para que lo comprueben por ustedes mismos.

La transcripción de la entrevista apareció en Indimedia de Uruguay.

Greg Palast tiene su página.




La información sobre Argentina y el FMI (IMF en inglés) es accesible, y para ver que el tema vale la pena basta un botón:

How did the IMF and the Argentine government intend to address these priority social needs? By slashing earnings, of course. A $600M package of spending cuts includes a 12-15 percent pay cut in salaries of civil servants earning more than Arg$1,000 per month, the restructuring of some public entities and a rationalization of certain privileged pension benefits.

Para ver la página, aquí.

No hace falta demasiado conocimiento del inglés para descubrir en el “Technical Memo of Understanding” firmado por Pedro Pou, presidente del Banco Central de la República Argentina y José Luis Machinea, Ministro de Economía de la República Argentina, la entrega del país.

En este memo, se habla claramente del beneficio para los bancos, del seguro acuerdo político para reducir el 15% del sueldo a los estatales (la famosa reforma laboral pagada con fondos reservados), el descalabro para los sistemas de salud, del trabajo a realizar en el PAMI, etcétera.

Para ver el documento (en PDF).

Por supuesto, ahora los médicos del Hospital Garrahan (de pediatría) son subversivos por reclamar lo que sería justo que recibieran.

Resulta que a las autoridades que siguen pagando puntualmente al Fondo Monetario Internacional les preocupa que no se atienda a los usuarios de servicios que brinda el estado.

Seguimos pagando con el sufrimiento de los de abajo, los beneficios extraordinarios de los de arriba.




Están exigiendo que en aras del bien común, los que trabajan, sacrifiquen no sólo sus vidas, sino la de sus familias, para seguir manteniendo el sistema tal como está: empujando para abajo a los de abajo, para que puedan afirmarse más los de arriba.

Quieren peleas de pobres contra pobres, pero me da la impresión de que cada vez más gente se está dando cuenta que los paros y las protestas no van dirigidos contra la gente común, sino contra quienes crearon y fomentaron esta situación.

¡Cómo me agradaría que un periodista (de los de verdad) leyera este post y llegara esta información a los medios de comunicación!

Seguramente muchos conocen ésto, pero habrá que ver cuántos obtienen beneficios por no informar, y a cuántos les prohibirán dar a publicidad estos datos.

Por lo menos, yo pude aportar mi humilde granito de arena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *