¡Juro que yo no fui!

Quiero dejar bien en claro que yo no soy quien puede parecer que sea… o algo así 8-[

Hace poco tiempo escribí un post en el que hablaba de una plaza de Avellaneda, la Plaza de la Integración, en el que comentaba que las esculturas de hierro me parecían muy peligrosas para los chicos.

Hubo gente que se enganchó, algunos bien, otros más o menos y otros mal.

Respondiendo a un comentario, hice referencia a la vecina Plaza Ucrania, que ya en ese momento se encontraba en proceso de remodelación.

La Plaza Ucrania vista desde la Plaza de la Integración; puede verse en primer plano una de las estatuas que me parecen peligrosas.

Plaza Ucrania desde Plaza de la Integracion
Click en la foto la amplía.

La Plaza Ucrania a la que le “extirparon” juegos y árboles.

Plaza Ucrania arrasada
Click en la foto la amplía.

Los pocos árboles que quedaron en la Plaza Ucrania están del lado de la Avenida Belgrano.

Plaza Ucrania y los arboles que quedaron
Click en la foto la amplía.

La noticia aparecida en el diario La Ciudad (El Diario de Avellaneda) me involucra directamente con la Plaza Ucrania.

Si se armó un pequeño despelote porque criticaba las estatuas echas de hierro con bordes filosos y puntas, qué va a pasar cuando se re-inaugure la Plaza Ucrania y lean quién es el autor de las estatuas que van a instalarse allí.

Aclaro que mis dotes esculturales o esculturosos o esculturísticos o como sea que se deba decir, se limitan al área de San Clemente, donde sí he participado con un par de discípulos míos (mis hijos) de la construcción de esculturas efímeras en la playa.

Por supuesto, las mías no merecieron ni una mísera fotografía, en cambio, las de mis aprendices sí.

Hernán y Martín creando su propio Ghiza.

Hernan y Martin creando su propio Ghiza
Click en la foto la amplía.

“Vista aérea” del Ghiza de Hernán y Martín.
Vista aerea del Ghiza de Hernan y Martin 01
Click en la foto la amplía.

Otra “vista aérea” del Ghiza de Hernán y Martín.
Vista aerea del Ghiza de Hernan y Martin 02
Click en la foto la amplía.

Última “vista aérea” del Ghiza de Hernán y Martín.
Vista aerea del Ghiza de Hernan y Martin 03
Click en la foto la amplía.

NO TENGO NADA QUE VER CON LAS ESCULTURAS DE LA PLAZA UCRANIA DE AVELLANEDA

Perdón que lo grite, pero quiero que quede bien claro.

O bien es un error del periódico, o es una muy lamentable (para mí) coincidencia de nombres y localidades. Descarto la intencionalidad de parte del medio gráfico.

Un pensamiento en “¡Juro que yo no fui!

  1. A ver veamos las evidencias….

    Ud dice
    “Aclaro que mis dotes esculturales o esculturosos o esculturísticos o como sea que se deba decir, se limitan al área de San Clemente, donde sí he participado con un par de discípulos míos (mis hijos) de la construcción de esculturas efímeras en la playa.”

    lo que nos lleva a que si bien se limitaron a esa localidad sus esculturas, bien pudieron ser transportadas posteriormente.

    De alguna forma reconoce su falta de técnica para este arte, cosa que se ve reflejado en el trabajo…

    también dice…

    “que fueron efímeras” pero no aclara de que forma lo son ya que lo efímero puede ser solo a la vista ya que las realizó y se fue pa venderlas a Avellaneda.

    Por último el Gustavo Rivas de Avellaneda es CONTUNDENTE.

    Yo que Ud me hago cargo de este PAPELON con revetes medios turbios y cierto tufillo a tongo papá.

    Chango

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *