Voto electrónico

El sábado pasado, en el canal Metro tuve la oportunidad de ver el programa Dominio Digital.

El tema cetral era el voto electrónico.

El querer reemplazar el “viejo y conocido” voto con urnas por el de un sistema electrónico no resiste el más mínimo análisis.

Nadie puede afirmar que una pantalla touch screen es más económica que 500 volantes del peor papel.

Tampoco es más barato un dispositivo electrónico con tarjetas de memoria o conexión (inalámbrica o no) que una caja de cartón.

Tal como decía Daniel Sentinelli, a la hora de utilizar un dispositivo electrónico, los más viejos y los más pobres, se verán prácticamente imposibilitados de operarlo correctamente, porque son dos sectores que no tienen acceso cotidiano a la tecnología.

Yo podría agregar que, los ciegos y los analfabetos, sencillamente no podrían utilizarlos. Es más, si no desean pedir ayuda al presidente de mesa, actualmente llevan su voto en el bolsillo y listo.

Como si todo esto no fuera suficiente, a la hora de asegurarnos de que en la votación no ha habido fraude, alcanza con saber que el el momento del recuento, no sólo está el presidente de mesa, sino que hay fiscales de diferentes partidos para verificar que no se haga trampa. Es bastante sencillo apilar boletas según el partido, anotar cuántos votos tuvo cada candidato y sumar los parciales para ver si el total coincide con la cantidad de votantes.

En un sistema electrónico, ¿quién podría controlar nada?

Si como reconoció Daniel que ni él mismo sería capaz de saber si el programa es correcto (el tema de la seguridad es su punto fuerte), quiénes podrían?

Mostró un video de la Universidad de Princeton en el que podía verse cómo en unos 2 minutos era posible hackear la máquina para que el resultado fuese otro, y sin dejar pruebas.

Lo más maravilloso del informe fue el video demostrativo de la posibilidad de fraude que mostró cómo debió haber sido en el Estado de Florida, en Estados Unidos, cuando la opción era votar a George W. Bush o a John Kerry.

Véanlo, es cortito e hilarante. Lo que no quiere decir que no sea absolutamente ejemplificador.

Si quieren acceder al informe, pueden hacerlo aquí.

2 pensamientos en “Voto electrónico

  1. Gracias Roberto.
    Es bueno tener a mano el informe por si a algunos de nuestros legisladores se le ocurre querer imponer el voto electrónico y trata de “convencernos” de sus “ventajas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *