¿Prudencia o temor?

La noticia del procesamiento de Augusto Pinochet Ugarte por su responsabilidad por el Plan Cóndor, tuvo en la prensa chilena repercusión, pero con mesura.

Buscando en los periódicos – on line – de Chile, encontré que se limitaban a dar la misma noticia todos.

Era un calco. Se limitaban a la descripción que llegó – probablemente – de una agencia de noticias, donde manifestaban que el fallo tenía 70 páginas, dividido en dos partes, que el juez Juan Guzmán Tapia consideró que Pinochet está lo suficientemente lúcido como para ser procesado, etc.

Los periódicos que trataron de esta manera la noticia son: El Mercurio y La Nación, si bien este último hace referencia a la carta de la presidenta del Consejo de Defensa del Estado (CDE) Clara Szczaranski.




La Tercera abundó un poco más en la noticia.

En cambio La Segunda (tiene un link a El Mercurio, ¿tendrá algo que ver con ese diario?) además publica el texto íntegro de la carta del general Arellano a Pinochet fechada en Santiago, el 25 de noviembre de 1974. NOTA: La publicación ha sido eliminada, por lo que el link lo redirigí a El País, para que quien quiera saber algo, pueda hacerlo.

En esta carta, el general Arellano, de una inocencia increíble, le marca a su presidente las fallas que tiene el sistema de erradicación del marxismo, indicándole que existen abusos por parte de los agentes de “la DINA y, a menor escala, la Fiscalía de Aviación” (sic).

En la carta de uno y en las acciones del otro, se muestra a las claras qué clase de persona son cada uno.

El honor, los valores morales y éticos por un lado, y por el otro el salvajismo, la impunidad y la corrupción (adivinen cuál de los dos tiene cuentas secretas en el exterior por varios millones de dólares).

Desconozco la suerte del general Arellano. Voy a tratar de averiguar algo, porque los militares estilo prusiano no abundaban en el siglo XX, y menos aún en el XXI.




Por último, Diario Financiero realiza una escueta cobertura, que pareciera más obligación que ganas.

Si el tratamiento de la noticia con tanta “sobriedad” es parte de un estilo que evita la especulación con las noticias o producto del miedo a los camaradas (¡qué irónico que los militares y los comunistas que éstos perseguían se llamen a sí mismos de la misma manera!) del ex-dictador, no lo sé.

Si es sobriedad, los felicito.

Si es temor, los comprendo.

Pero quedaría bien que hubiera columnistas en los diarios que opinasen de cosas banales o trascendentes como ésta.

ACLARACIÓN: Este post tiene estrecha relación con este

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *