¡Este no es mi Billiken!

En la década del ´60 (¡uff qué viejo que soy!) mis viejos me compraban la revista Billiken.

Era una publicación semanal orientada para chicos de primaria, en donde encontrábamos no sólo láminas, figuritas e información para el colegio, sino historietas de humor y aventuras además de actividades recreativas.

La primera revista salió el 17 de noviembre de 1919 y en la actualidad todavía se sigue vendiendo.

Esta era la tapa del Nº1

Revista Billiken N° 1 - 17-11 1919
Click en la foto la amplía y minimiza.

Pero mayúscula sorpresa me llevé cuando descubrí que no sólo existía la revista que durante tantos años compré.

En Estados Unidos También había Billiken, pero diferente

Sigue leyendo

Verificar que las ofertas realmente lo sean

Dio la casualidad de que hoy a la mañana estuviera viendo algo de TV y vi la publicidad de esas empresas de venta telefónica, donde -sin decir el precio- ofrecían una limpiadora a vapor como oferta únicamente para Argentina, Uruguay y Paraguay.

Por la tarde, al abrir el correo y ver las ofertas de las ventas por cupones, me encuentro que una de las empresas vendía la misma limpiadora a y se me ocurrió que tal vez tengan un stock invendible de equipos y por eso no sólo insisten en la televisión, sino que además lo ofrecen a la venta por cupones.

Eliminé el mensaje, sigo con el correo siguiente, que también era de venta por cupones, y vei que ofrecen el mismo aparato pero el precio por algún motivo me llamó la atención.

Busqué en la papelera del correo la oferta anterior y veo que no sólo difiere la empresa que lo vende, sino que el precio era casi un 50% más caro.

La cosa no termina ahí. La que lo ofrece más barato, indica un precio original de $3.000,=.

La que lo vende más caro indica que el precio era $2.499,=.

La primera dice venderlo a una tercera parte de su valor, con un descuento del 66% y la segunda ofrece un 41% de rebaja.

No sabiendo a qué número llamar para preguntar el precio de la venta televisiva, me conformo con los datos que tengo como para tener en cuenta mi próxima compra por cupones: ver en otras empresas si no venden el mismo producto o servicio más barato.

Vean las fotos, son de las ofertas del 31/12/2013.

La segunda foto de cada oferta es la misma, por lo tanto el producto también lo es.

Cuponica 01
Click en la foto la amplía y minimiza.

Cuponica 02
Click en la foto la amplía y minimiza.

Big Deal 01
Click en la foto la amplía y minimiza.

Big Deal 02
Click en la foto la amplía y minimiza.

Actualización del 05/01/2014

Acabo de ver la publicidad en la televisión y pude comprobar 2 cosas:

La oferta la hacían -en tandas publicitarias separadas- dos empresas diferentes. Al buscar sus direcciones en internet, veo que una de ellas tiene una lista de a quiíen llamar en cada país y resultó que lo que indicaba para Argentina era la empresa que lo había ofrecido en la tanda anterior, Sprayette.

Me comuniqué telefónicamente y me informaron que no tenían en stoc, y luego del correspondiente speech vendedor, que por suerte fue breve, me informa que tiene un costo de $250,= mensuales en 12 cuotas. Sobre el final, reitera el costo pero le agrega que quizás pudiera ser de $255,= más o menos.

Me alegra haber podido cerrar el post con toda la data que correspondía.

Actualización del 06/01/2014

Cuando pensaba que todo había terminado, me encuentro en mi correo una nueva oferta por la misma limpieadora y por supuesto, a otro precio:

agrupate 01
Click en la foto la amplía y minimiza.

agrupate 02
Click en la foto la amplía y minimiza.

Espero que este sea el cierre definitivo del post.

Ecce Homo en la feria de San Telmo en Buenos Aires

Cada vez estoy más convencido de que en materia de arte no existen límites.

También creo que en materia de artistas, podemos afirmar que estos no tienen techo.

Pero más allá de lo lo que cada uno de nosotros pueda “creer” respecto a este tema, hay algo indiscutible:

Están los “artistas” que crean “arte” para poder comer, y algunos, gracias a su trabajo comem muy bien.

Toda esta introducción viene a colación de lo que el 15/12/2013 encontré en una galería de la calle Defensa en el día en que la feria de San Telmo de Buenos Aires habilita la calle para puestos de artesanos y vendedores de antiguedades expandiendo lo que antes se limitaba a la Plaza Dorrego, convirtiendo el barrio en un polo de atracción de turistas de distintas partes de Argentina y el resto del mundo, aunque muchos vecinos de Buenos Aires ocasionalmente hagan un recorrido por el barrio un domingo.

Y aunque parezca increíble, esto es lo que enonctré: Sigue leyendo

En realidad, nadie es perfecto

La empresa Pro Infirms, la más antigua organización suiza de ayuda para gente discapacitada decidió sacar este año un film titulado “Because who is perfect? Get closer” Porque ¿quién es perfecto? Acércate más.

La idea era recrear en maniquíes la figura de personas con malformaciones o mutilaciones para reemplazar a los maniquíes “perfectos” de vidrieras de casas de moda.

Lo que más destaco, es la alegría que tenían estas personas de participar de la construcción de un modelo con su figura y la satisfacción de poder verse en el trabajo terminado.

Por supuesto, la respuesta de quienes pasan delante de estas vidrieras es de lo más variado; quizás muchos no hayan entendido de qué se trataba, pero mientras eso genere conciencia de que no todos son como los esteriotipos mandan, puede ayudar a la no discriminación.

En 2011 esta misma organización hizo un video con un hombre llamado Fabian que refería que es común que la gente no quiera sentarse junto a él en el transporte público, disfrazado de oso, en una esquina que ofrecía abrazos a los que pasaban.

Hasta podríamos especular con que alguno de los que lo abrazaba con tanta alegría y goce fuera de los que lo evitaban como compañero de asiento.

Les dejo el video.

Esta es una nota -en inglés- sobre el video y que al final tiene también el video de Fabian llamado “Get closer”, Acércate más que vale la pena mirar.

Aprendiendo a buscar palabras

Estoy leyendo el libro Ciudad abismo de Alastair Reynolds.

Allí habla de una ciudad que crece como algo vivo y cada vez que hace referencia a la parte más alta, la llama: “canopia”.

El nombre me sonaba y lo relacionaba con la copa de los árboles.

Después de haber leído muchas veces ese nombre, pensé que tal vez la palabra canopia no exista y sea simplemente un nombre inventado por el autor.

La solución era sencilla: buscar en el diccionario.

Entré a la página de la RAE (Real Academia Española) y en su renovado sitio busqué la palabra.

http://lema.rae.es/drae/?val=canopia

El gran diccionario en línea -no quise decir online por respeto a la lengua- me informa que esa palabra no existe y me ofreció Sigue leyendo