Verificar que las ofertas realmente lo sean

Dio la casualidad de que hoy a la mañana estuviera viendo algo de TV y vi la publicidad de esas empresas de venta telefónica, donde -sin decir el precio- ofrecían una limpiadora a vapor como oferta únicamente para Argentina, Uruguay y Paraguay.

Por la tarde, al abrir el correo y ver las ofertas de las ventas por cupones, me encuentro que una de las empresas vendía la misma limpiadora a y se me ocurrió que tal vez tengan un stock invendible de equipos y por eso no sólo insisten en la televisión, sino que además lo ofrecen a la venta por cupones.

Eliminé el mensaje, sigo con el correo siguiente, que también era de venta por cupones, y vei que ofrecen el mismo aparato pero el precio por algún motivo me llamó la atención.

Busqué en la papelera del correo la oferta anterior y veo que no sólo difiere la empresa que lo vende, sino que el precio era casi un 50% más caro.

La cosa no termina ahí. La que lo ofrece más barato, indica un precio original de $3.000,=.

La que lo vende más caro indica que el precio era $2.499,=.

La primera dice venderlo a una tercera parte de su valor, con un descuento del 66% y la segunda ofrece un 41% de rebaja.

No sabiendo a qué número llamar para preguntar el precio de la venta televisiva, me conformo con los datos que tengo como para tener en cuenta mi próxima compra por cupones: ver en otras empresas si no venden el mismo producto o servicio más barato.

Vean las fotos, son de las ofertas del 31/12/2013.

La segunda foto de cada oferta es la misma, por lo tanto el producto también lo es.

Cuponica 01
Click en la foto la amplía y minimiza.

Cuponica 02
Click en la foto la amplía y minimiza.

Big Deal 01
Click en la foto la amplía y minimiza.

Big Deal 02
Click en la foto la amplía y minimiza.

Actualización del 05/01/2014

Acabo de ver la publicidad en la televisión y pude comprobar 2 cosas:

La oferta la hacían -en tandas publicitarias separadas- dos empresas diferentes. Al buscar sus direcciones en internet, veo que una de ellas tiene una lista de a quiíen llamar en cada país y resultó que lo que indicaba para Argentina era la empresa que lo había ofrecido en la tanda anterior, Sprayette.

Me comuniqué telefónicamente y me informaron que no tenían en stoc, y luego del correspondiente speech vendedor, que por suerte fue breve, me informa que tiene un costo de $250,= mensuales en 12 cuotas. Sobre el final, reitera el costo pero le agrega que quizás pudiera ser de $255,= más o menos.

Me alegra haber podido cerrar el post con toda la data que correspondía.

Actualización del 06/01/2014

Cuando pensaba que todo había terminado, me encuentro en mi correo una nueva oferta por la misma limpieadora y por supuesto, a otro precio:

agrupate 01
Click en la foto la amplía y minimiza.

agrupate 02
Click en la foto la amplía y minimiza.

Espero que este sea el cierre definitivo del post.

Exactamente… Una extraña paradoja…

Hoy recibí un mail de Avaaz en el que me invitaban a sumarme al pedido de que los senadores voten a favor del proyecto Filmus-Bonasso de protección de glaciares.

Por supuesto, inmediatamente me uní al reclamo.

Automáticamente después de firmarlo, llegó a mi correo el mail de agradecimiento confirmando que se registró mi pedido.

Abro el mail como siempre para que no me quede marcado como no leído, porque es mucho más rápido que seleccionarlo, marcarlo como leído y deseleccionarlo luego.


Click en la imagen la amplía.

Este proceso en mí, es automático, pero esta vez, mi cerebro captó algo en la periferia del mail.

Evidentemente, de manera inconsciente, vi que había algo que no estaba del todo bien.


Click en la imagen la amplía.

Una única publicidad de AdSense. El texto en sí. El sitio promocionado. El título.

Podía haber sido la combinación de alguna de estas cosas o todas en su conjunto.

No lo sé; pero evidentemente en un pantallazo mi cerebro leyó lo que estaba en la periferia de mi punto de enfoque.

El Sherlock Holmes que hay en mí, quiso investigar.
Sigue leyendo

Lo de España no es para celebrar

Este post pude haberlo puesto el día 3, pero con el asunto del mundial, no quería que pareciera que quería desacreditar a España que en ese momento tenía posibilidades de salir campeón en el mundial de Sudáfrica 2010 y opté por esperar un tiempo prudencial, pero me veo obligado a ponerlo hoy porque justamente hoy salió una nota en el diario Clarín que habla de un tema igual al que iba a postear.

Voy a resumir el caso.

El día primero de julio de 2010 en el aeropuerto español de Barajas, las autoridades de migración detienen a dos pasajeras de nacionalidad argentina porque no cumplían con los requisitos impuestos por ese país.

Tal como relata Antonio, español de A Coruña, Galicia -ciudad en la que nacieron algunos de mis ancestros- al programa radial Hablar por hablar, lo que faltaba era una carta de invitación para que la madre de su esposa conociera el país en que estaba trabajando como sicóloga desde hace ya un par de años.

Por desconocimiento le enviaron una carta invitándola a ella y a una sobrinita a pasar un tiempo en España.

La carta de invitación debe tramitarse en una comisaría.

Los detalles son quizás demasiado largos como para poder expresarlo yo con mis palabras, sólo voy a aclarar que la señora tenía 74 años, y su nietita 7.

Al momento de llevarlas a la habitación/celda, les quitan todas sus pertenencias. A la señora su celular para que no pueda llamar a nadie, ni para que lo emplee como MacGyver y consiga escaparse.

A la niñita le quitaron su Nintendo, debió pasar 8 horas sentada en una silla en una habitación, y cuando a las 22:00 la subieron al avión, estaba llorando -entre otras cosas, seguro- de hambre.

Les recomiendo escuchar el relato de Antonio.

El relato en Cadena Ser aquí.

La nota del diario Clarín aquí.

Gracias Bernardo por la data.