Chicas peleando

Tengo una escuela primaria a la vuelta de casa; es pequeña y a ella concurren chicos que en su gran mayoría son humildes, de barrios humildes, y se nota por la ropa que usan, por las palabras que emplean y por la “tonadita” y las frases que repiten hasta el cansancio.

Mi hijo Martín va a otra escuela – VER POST -, que queda a unas 10 cuadras (manzanas) de casa. Todas las tardes lo voy a esperar a la parada del colectivo (ómnibus) y me encuentro con los chicos que salen del cole.

Pero lo que vi ayer, me impactó, me dejó impresionado.

Si bien estoy acostumbrado a que algunos chicos se persigan, se empujen o amaguen con una peleíta, o que a veces haya algún golpecito, la pelea de ayer fue diferente a todas las que había visto hasta hoy, y eso que con mis 46 (¡cuántos!) he visto peleas de todo tipo, cerca de casa tenía dos grandes potreros (terrenos baldíos), uno era Casa Amarilla y el otro el predio donde ahora se encuentra el barrio Catalinas Sur. Varias canchas de fútbol, “montañitas” de tierra para trepar y tratar de capturar o defender del “enemigo”, vegetación abundante para realizar entretenidas expediciones en busca de lo extraño.
Se imaginan que peleas he visto en varias oportunidades, pero la de ayer quiero compartirla con ustedes, quizás sea “normal” o no.

No lo sé.

Me estoy acercando a la senda peatonal para cruzar la avenida y veo un grupo de chicos y chicas que estaban dispuestos de la clásica manera en que se plantan dos oponentes y sus seguidores para azuzarlos.

Inmediatamente vi que los oponentes eran dos chicas de más o menos 12 o 13 años.

Se habían quitado los guardapolvos (delantales, túnicas o como se diga en los diferentes países).

Se miraban fija y agresivamente.

El corro que se había formado alrededor, no gritaba ni las incitaba a la pelea, o por lo menos no lo parecía, porque a lo sumo había algún murmullo.

Y súbitamente, sin previo aviso ni amague, se lanzaron ambas, una contra la otra, siempre en silencio y se tomaron de los pelos con ambas manos.

Sin la campana de comienzo del round.

No encuentro palabras para describir la furia con la que se zamarreaban .

Casi inmediatamente ambas cayeron al piso.

Hacía unos 5 minutos que había comenzado una muy tenue garúa, por lo que la vereda estaba algo húmeda, con esa humedad sucia, propia de las lloviznas que no alcanzan para hacer correr el agua y llevarse la mugre.

Seguían tomadas de los pelos.

Se revolcaban y sacudían frenéticamente, giraron en dos o tres oportunidades, quedando alternadamente una casi sobre la otra.

Se pateaban -o por lo menos lo intentaban- a la altura del estómago, pero debido a la cercanía, no tenían más efecto que el de separar un poco los cuerpos.

Algunos de los muchachitos que estaban con ellas las tomaron por la cintura y las levantaron.

No se soltaban.

Comenzaron con la tarea de separarlas, pero como los perros de pelea, seguían trenzadas en la suya.

Por fin, consiguieron que abrieran las manos y las llevaron cada una para un lado.

En ningún momento hubo un grito, una queja, un insulto que acompañara la acción como en las peleas de mujeres.

Tampoco voces de aliento como en las peleas de los varones.
Los espectadores estábamos pasmados. Era una situación irreal.

Todo habrá durado menos de 10 segundos.

Has tardado mucho más en leerlo y aún mucho más tardé en escribirlo.

Si bien en un principio tuve el impulso de intervenir -para separar, por supuesto-, pero estaban rodeadas por otros chicos y segundo sentí que era como querer separar a dos gatos.

Si cuento ésto, es por la impresión que me causó ver a dos chicas, apenas adolescentes, con semejante expresión de odio, con tanta violencia y furia, pero por sobre todas las cosas, el silencio absoluto antes y durante la pelea. Porque luego de separadas, susurraban ambas sus juramentos de venganza y su intención de proseguirla inmediatamente.

No consigo imaginármelas como adultas, creo que es imposible predecir qué y cómo serán de grandes.

Ahora que lo conté, siento como un alivio…

15 pensamientos en “Chicas peleando

  1. Hola Gustavo, por como describís parecés muy aficionado a las luchitas ó peleas, es un tema interesante y si querés compartir algún otro relato ó experiencia mandá un mensaje y seguimos. Chau. Andrés.

  2. Hola, soy una chica y me gustan las catfights desde que tenia 11 años. algunas veces me he peleado con chavas y es muy excitante el tratar de dominar a tu rival y si de paso ya te tenias ganas, es un agarron muy bueno. Larga vida a las catfights!

  3. mmm me parese mal poraque poes a ninguno le gustaria que lo grabaran en plena pelea

  4. no estoy de acuerdo..en este instante acabo d ver un video de una pelea de dos niñas de liceo de noveno año… dandose golpes fuertemente… es increible como se llenaron de sangre, ese salvajismo sin piedad una encima de la otra… q dolor, trauma y ver como los compañeros no se meten al ver tal cosa… la pelea termino con la muerte de una de las niñas.. q tal?????????? espantoso. a la q qdo viva la metieron en un reten y la mataron alla dentro… una historia de reflexion…

  5. mira la neta esto esta mal no por el simple hecho de que las chavas se peleen solucionaran los problemas entre ellas saben por eso dios nos dio la boca yo lo se hasta a mi me han dado ganas de agarrarme a una que otra chava pero es imprecionante la cantidad de chavitas que no aguantan la pelea y mueren por dios esa es la educacion inculcada por los padres o k esta pasando en este mundo k onda kon los jovenes…

  6. Hola! es que más que otra cosa, kerido gustavo, es el instinto primitivo que todos los seres humanos tenemos. Aunque sean muy jovenes e inexpertas ante la vida, el instinto lo traes desde que naces. probablemente, tenían problemas de niñas, pero lo arreglaron como mujeres.Nada tiene que ver con la educación ni nada de eso. Quizás es supervivencia.
    Además, las peleas de mujeres vienen desde tiempos ancestrales, desde Roma hasta Rusia. ¿Que tal las valkirias? ¿Las amazonas?
    no te angusties Gus, lo más pprobable es que hayan arreglado más tarde lo que dejaron a medias.

  7. Saben en mi escuela las peleas de mujeres casi no se ven. Pero se ven una q otra discusión pero no pelean. Lo mas q se ve son hombres peleando por estupideces en el salón de clase o fuera del salón o en la área de recreo. Las mujeres provocan las peleas y discusiones solo envidiando porq eres bonita, te miran mal o hablan mal de ti. O tratan de hacerte sentir nada. Los hombres pelean por no aguantar presión. En mi salón había un nene q se llama harry y ese le dices: CAGATE EN TU MADRE y se para delante silla y te da una catimba por otra parte lo molestas y FUA!!!!! Te jodistes….. Pero es cool ver como pelean. Yo no me dejo de nadie, y si me dicen algo me lo paso por el fundillo…. “LAS PALABRAS SE LAS LLEVA EL VIENTO” ese es mi lema pero si sigues jodiendo como yo digo si me buscas me encuentras…. Te jodistes porq te voy a dar duro creeme nadie se mete con migo espero q les sirva de algo :)))

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>